UNA HOJA


Era una entre miles, pero no quería… ser igual

Antes de lo esperado, se vino a desprender

Su caída era libre, su fin estaba por llegar, en el aire venía haciendo Zig. Zag, cuando ocurrió, algo inesperado, un viento la vino a arrastrar. sin saber, ya de su destino, no sabía dónde IVA a terminar, su fin, ya era incierto, ahora dependía del viento, entre su corriente danzaba, ella no podía oponerse, por ser pequeña y tan liviana, ahí fue donde la fui a conocer, llamo mi atención su viaje, al verla intacta y tan verde follaje, decidí cambiar su suerte- llevármela conmigo y buscarle un lugar adecuado, verla siempre cerca mío, hoy cuando entras a la casa, dos luces realzan su belleza… de una hoja especial, de un árbol común corriente

Que le ayudaron cambiar su suerte, cambiar su destinoimages-92

Al cruzarse en mi camino, pareciéndose un poco… al mío

De luchar contra la corriente, alguien me tendió una mano y cambio mi suerte, haciendo de mi vida… algo mejor. Guiándome por la senda, donde hay sacrificio, aprendí mucho de la vida, la familia, y del amor

 

 

En honor a Emilio Prudencio Cañete:

Un chaqueño que cambio mi destino enseñándome y guiándome en mi niñez

Eternamente gracias y siempre estarás en mi memoria

Anuncios

Un comentario sobre “UNA HOJA

Los comentarios están cerrados.