Mi jueves de poesía: «Acércate»

COMPARTO DE LA PÁGINA DE ANA CENTELLAS. MUY BELLO

Ana Centellas

ACÉRCATEImagen: Pixabay.com (Editada)

ACÉRCATE

Ven aquí. Acércate.

Solo un poquito más.

Hasta que nuestros cuerpos se rocen

y salten chispas que nos incendien.

Hasta que tus ojos me quemen

y mi cuerpo arda en llamas.

Ven aquí. Acércate.

Solo un poquito más.

Hasta que puedas recorrer mi cuerpo

abrasado entre tus manos.

Hasta que conozcas todos mis rincones

y nos rindamos a la evidencia.

Ven aquí. Acércate.

Solo un poquito más.

Hasta que mis manos te acaricien,

quemándote la piel.

Hasta no poder evitar disolvernos

en suspiros de placer.

Ven aquí. Acércate.

Solo un poquito más.

Hasta que contemples sin pudor mi desnudez.

Esa que tanto ansiabas.

Hasta que aprendas de memoria

cada pliegue de mi piel.

Ven aquí. Acércate.

Solo un poquito más.

Hasta comernos a besos

sin dejar tramo por recorrer.

Hasta que nos volvamos presos

del aliento sobre piel,

jadeos entremezclados

respirando el mismo aire cruel.

Ven…

Ver la entrada original 93 palabras más

Y hoy me vi mayor

COMPARTO DE LA PAGINA DE JULIO G. ALONSO, MUY BELLO

Lucernarios

Y hoy me vi mayor,
como agotado
por una pena inmensa
arrugada en la frente abierta;

y el corazón lo sentí más grande
machacando
sueños podridos en su sangre roja.

Una duda perdida
en un rictus de sonrisa
quedó prendida al espejo.

Y una ilusión no nació
cuando ligera
una lágrima rodó por la mejilla
en última caricia…

González Alonso

Poema del libro “Lucernarios” (Ediciones Vitruvio.-Colección Baños del Carmen,599.-Madrid, septiembre de 2016)

Ver la entrada original

Regresión

comparto de la pagina de Pilar

UNIVERSO ESPEJO Poemas y algo más

Hacia atrás, hacia delante

en el tiempo que fue ayer

No hay espejo que lo guarde

quizás porque no se ve

Hacia atrás, hacia delante

movimiento en un papel

y los extremos se giran

que todo empieza otra vez

a vueltas, sigue la vida

retrocede, mira atrás

y en esta cinta que gira

de nuevo, me encontrarás

Hacia atrás, hacia delante

en estrella que rutila

cual esfera, luz que brilla

en un ritmo trepidante

De vueltas, gira que gira

todo lo que ahora miras,

es el antes y el después

quizás el hoy ya fue ayer

Ver la entrada original

Vendo Mi Alma Al Peso

COMPARTO ESTE POEMA QUE ME LEE EL CORAZÓN Y DESNUDA MIS SENTIMIENTOS

antoniadis 9

Vendo mi alma al peso, a lo que desequilibre la balanza

Vendo por no usar, por quedar completamente inservible

Vendo o cambio por coraza de acero fundido

Que evite el acceso de amores o sentimientos

Que impida el embrujo que consigues con tus ojos

Que suponga una barrera impenetrable a tus caricias

Quizás consiga a cambio un caballo alado

Quizás escape al galope, saltando entre las nubes

Quizás huya de tus besos, quizás los sobreviva

Siempre que no estés a mi lado, albergo una minúscula esperanza

Siempre que no caiga en el fondo de esa sima que es tu risa

Siempre que no me pierda en el laberinto de tu pelo

Ver la entrada original

VAGANDO EN EL INSTANTE

COMPARTO DE LA PAGINA DE eltiempohabitado’s weblog

Eltiempohabitado's Weblog

Escher

¿Cuánto dura un instante en la memoria?
Si en el tiempo real todo es espacio
punto final la idea de atraparlo,
mi presente cercano es la consciencia
saber y comprender que estoy viviendo. 

Voy a llegar a ti… le digo al sueño
y necesito el verbo para verte.
Si pasado es presente, soy futuro
paralelos de luz en lejanía
progresivo desorden que se altera
bengalas que iluminan nuestros cuerpos
cuando a solas ignoro las distancias…

Sólo tengo palabras en el alma
y permanecen porque son formales,
el yo abrazado al desde su origen
o un lenguaje común que se entreteje…
Ese es nuestro sentir en movimiento
que en brevedad semántica se agranda
y parte de lo exiguo a lo constante
hasta hacerse habitual en lo frecuente. 

Es un momento al otro en semejanza
movimiento sin par del cambio estable
o instante que se queda en el…

Ver la entrada original 40 palabras más

Un sol de gominolas

comparto muy bello

UNIVERSO ESPEJO Poemas y algo más

Versar en tres

Un sol de gominolas

Emborracharse a moras

Pellizcarse la piel

Trepar sobre las sombras

Saltar en pata coja

Con una media roja

Para no poder ver

Jugar al escondite

Responder a un envite

Esconderse después

La infancia es la bandera

De los sueños tempranos

La tenue primavera

Rozándonos  las manos

Arco iris de nata

Sobre de papel de plata

Y sombrero de paja

Trenzado del revés

jugamos otra vez

Ver la entrada original